Excelentisimo Ayuntamiento de Cilleros

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal

2º premio Relato Infantil

EL SECRETO DE SARA


Erase una vez una niña que se llamaba Sara. Un día con su madre fue a la tienda de mascotas. Sara vio un gatito muy mono y le preguntó a su madre que si se lo quería comprar y su madre se lo compró. Cuando Sara llegó a su casa fue a su habitación rápida como un rayo. Sara iba a peinar al gatito cuando de repente oyó una voz que decía:
-¡Hola! ¿Cómo te llamas?
Sara creía que había sido su imaginación la que había dicho eso, pero no. Había sido ¡el gatito!.
Sara no se lo podía creer. Entonces dijo: ¿Tú ha-hablas?
El gato le respondió:
-Claro, ya me has oído y te he hecho una pregunta.
-¡Oh! Perdón, soy Sara ¿Tienes nombre o te lo puedo poner yo?
Bueno, que tal Bigotitos.
-¡Me gusta!
-Vale, Bigotitos ¿Todos los gatos del mundo pueden hablar?
-Te diré la verdad. Todos los animales hablamos. Pero es un secreto no se lo puedes decir a nadie, ¿entiendes?
-Claro, pero te puedo presentar a mi amiga Laura, a ella le encanta los gatos. Además tiene una gatita muy guapa. ¿Qué me dices?
Bigotitos se quedó “patitieso” y dijo que si rápidamente.
Antes de irse Sara le dijo que tuviera cuidado con decir alguna palabra delante de Laura, pero ¿Su gata le habría contado el secreto?
Cuando llegaron a casa de Laura, Sara le presentó a su amiga el gatito.
Cuando Bigotitos vio a Blanquita (que así se llama la gata de Laura) se “enamoró” de ella y ella de él. Se dijeron: ¡Hola! Y hablaron un ratito hasta que Bigotitos dijo:
-¿Laura sabe el secreto?
-¡No! ¿Crees que se lo tendría que decir?
-Yo se lo he dicho a Sara ¿No crees que llegó el momento de decírselo a Laura?
-Vale, se lo diré. ¡Laura!
-Soy yo, tu gatita.
-Tu-tu ha-hablas.
-Si, todos los animales hablamos.
-¿Qué?
Sara, Bigotitos y Blanquita se lo explicaron.
-Sara ¿Cuándo te has enterado de esto?
-Hoy, a mi también me ha parecido una locura. Pero es un secreto, no se lo digas a nadie.
Y Laura no se lo dijo a nadie. Al final Bigotitos y Blanquita se casaron y vivieron felicies.

LUCÍA MARTÍN RONCERO


 


Desde 19/10/2009

Regreso al contenido | Regreso al menu principal